viernes, 13 de junio de 2008



Lentamente cae, distraída. dejando su cuerpo,
Como una hoja cae , dejando su vida allá en la copa del árbol.
Se pregunta como seria, detener el tiempo unos segundos.
Y mirar como el viento lleva nuestros sueños, su inmensidad los hace mas pequeños…
Los arrastra, los deja caer, los levanta, los eleva hasta lo más alto…
En la noche ella se vuelve luminosidad, quizá sea el frío quien la deja ser, estar, escuchar, mirar, volar.
Piensa que fue de su vida, que hizo, que esta haciendo, que va hacer… pero la persiguen los errores... trato de aprender de cada uno de ellos, pero nunca pudo.
Por que esa piedra que la hizo caer, aparece una y otra vez.
Le gustaría irse lejos, imagina ser como un diente de león, que al soplarle… todo se desvanezca, y cada uno de los errores caigan al suelo, o vuelen muy lejos.
Dejando el diente de león, vacío… libre… listo para volver a florecer.
Pero no, ella no es un diente de león.
Más bien es una flor,
Se esconde en el capullo, desde ahí vive… desde ahí observa.
Es una flor que no florece, por miedo a ser arrancada.

1 comentario:

-•♥ SOLCI ♥•- dijo...

Lauu :)

Me gusto mucho tu blog, y esta entrada es hermosa, me re indentifique con lo que escribiste!

Un beso enorme!!