viernes, 8 de mayo de 2009

Mi corazón vomita su verdad: La locura es dolor.

Un efecto venenoso en el alma es el dolor.
Un inmenso dolor vacío que en ella habita. Una locura dulcemente inexplicable.
Cansada de verse caer. Cansada, de esperar por que tiempo no curo ninguna de sus heridas. Sólo silencio lo que la mataba por dentro.
Había algo dentro suyo. Un pequeño mounstro que ya no soportaba más, que se le habían agotado todas las fuerzas para seguir. Que estaba viviendo sin vivir.
Algo que a menudo la hacia sentir rota, algo que perduro en el tiempo: sus propias sombras se habían despertado desatando una batalla en su interior.
La angustia, el miedo, la soledad, la culpa, intentaban salir de su cuerpo.
Su corazón ansiaba vomitar su verdad, liberar todos los secretos de colores que allí descansaban.
Todos los silencios adormecidos, volvieron a gritar. Gritaron con la fuerza suficiente para corromper su cuerpo con dolor y sufrimiento.
El miedo entro su vida y no la deja ver.
El miedo entro en su cuerpo y no la deja mover
El miedo sacudió su vida y no la deja escuchar.
¿Quién era ahora? ¿Dónde estaba? ¿Dónde habían quedado todos los sueños que alguna vez soñó? ¿Dónde se fue la persona que era?
Le brotaban miles de preguntas, sin respuestas.
Las mentiras solo la habían llevado a estrellarse contra su verdad: estaba asustada.
Esa era su realidad. En la que siempre había estado, pero siempre prefirió ignorarla.
Hasta que la golpeo con tanta fuerza, que la hizo caer, que le rompió el alma, que le quito todas las fuerzas. Dejándola en el suelo temblando, por que su huracán de emociones ya no quería seguir estando en silencio.
Ahora solo le queda enfrentarse consigo misma, luchar con las sombras que se había despertado. Ya no podía huir y debía seguir cayendo, hasta tocar suelo.
Caer lo más bajo posible e imposible también.
Tocar suelo para volver a ponerse de pie con una nueva energía, tocar suelo para poder "borrar" todas las huellas que el dolor había dejado en su camino.
Hacerlo limpio, libre de todo sentimiento.
Un suelo firme donde aprender a caminar, un suelo firme para volver a comenzar, por que al final toda su locura solo era dolor.






¡ feliz cumpleaños Javiera.u. te amo con el alma amiga!♥

9 comentarios:

clementina dijo...

Muy reflexivo el texto, me encanto, me hizo pensar muuuucho.
Un beso enorme :)

àngela dijo...

¡Maldito miedo!

Felicidades para tu amiga.

Besos

Solci dijo...

me encantó el texto (L)
hermosa como estás? hace uchísimo tiemo que no hablamos!!!!

gRaViToN...♫♪ dijo...

lo bueno es saber darse cuenta donde esta el dolor y por que esta ahi, creo que ese es el principio para estar bien.
los recuerdos son la maxima ayuda para nuestro cerebro, analizaarlos no es facil. pero, quen dijo que la vida es facil?

salu2

Priscila dijo...

Hermoso el texto.. Lo escribiste vos?
Muy bueno, como todo lo de tu blog.
Hace mucho que no pasaba, espero que ande todo bien..
Un beso

just a beautiful disaster dijo...

hermoso!!, como todo lo que escribis, como toda lo hermosa persona q sos vos (L)
nose porq el msn no me dejaba hablarte hoy :(

Vientos de locura dijo...

realmente precioso lo que escribiste...
muy bonito!

besos

Lunática dijo...

El miedo nos teje una horrorosa telaraña en las pupilas.
HERMOSO.


Te mando una caricia temerosa.

moni dijo...

te sigo...me encanto tu blog y tu musica

q andes bn,,,