domingo, 16 de agosto de 2009

Azul.


"Ser natural es la más difícil de las poses."
Oscar wilde-


Sé lo que es querer morirse. Como duele sonreír. Como tratas de encajar en algún lado y no puedes. Como te lastimas por fuera para tratar de matar lo que llevas dentro.
Todos nos hemos sentido asi en algún momento. Cuando nuestra mente es recorrida por mil pensamientos a la vez. Cuando confundimos un sueño con la realidad. Cuando nos sentimos deprimidos sin ni siquiera saber porque.
Es una tristeza inexplicable que ataca de pronto. Tal vez es el alma que saturada de dolor reprimido
comienza a desahogarse para no explotar. Sabemos que estamos mal, que no vamos por buen camino y necesitamos ayuda, aunque no lo aceptemos.
Cuantas veces no hemos sentido el dolor de no poder adaptarnos al ambiente que nos rodea, porque nuestra manera de ser no es bien vista o nos rechazan abiertamente los demás. Tratamos de aparentar que estamos bien cuando en realidad sentimos ganas de desaparecer. Entonces, deseamos algo con lo que nos podamos sentir identificados y, por supuesto, donde nos sintamos queridos.
Lo normal. ¿Qué es en realidad? ¿Lo preestablecido por la sociedad estructurada o lo que nace de nosotros mismos? Nacemos siendo libres y puros.
El mundo es el que se encarga de corrompernos, etiquetarnos y reprimirnos. Tal vez los problemas comienzan cuando intentamos adaptarnos a esas normas de una manera casi forzada; en un desesperado intento por encajar y tratar de ser bien visto por los demás, sin comprender que no es lo que deseamos y que lo importante es ser uno mismo y no dejarnos llevar por los prejuicios; cometiendo el riesgo de alienarnos para siempre. Nos sentimos mal al ver que no conseguimos integrarnos en ese círculo y cuando vemos, se cansan de nosotros y nos echan fuera de él por el simple hecho de ser o pensar de un modo diferente.
Tanto “normal” como “real” son términos que pienso no están bien definidos, porque cada quien vive y construye las realidades que quiere y que lo hacen feliz y cada quien es normal a su manera.
Recuerda a todas aquellas personas que aparentan ser rudas y agresivas, pero detrás de esa coraza se encuentra un alma que siempre está llorando. Siempre tratando de huir, pero siempre regresando. Como cuando salimos afuera tratando de encontrar la solución y demostrar que saldremos adelante, pero nos damos cuenta de que estamos solos y que no tenemos las fuerzas suficientes para reparar lo que esta roto.
Resignarse a la infelicidad es hundirnos en el destructivo, es un proceso de las idas y vueltas sin salir de un mismo lugar.
¿Cuantas veces te sentiste juzgado por los demás?
Ya sabés bien, lo horrible que se siente que te juzgen. Que te digan cosas que en el fondo muchas veces sabes que son ciertas pero que te niegas a aceptar, creyendo erróneamente que eres libre y que estás bien, pero en realidad no es así... Y asi es como empezamos a aprender a respetar a los demás, porque siempre habrá alguien que te dirá tus verdades, y a no juzgar a quienes realmente no conocemos.
¿Cuantas veces te has sentido solo a pesar de toda la gente que te rodea?
Buscamos paz.
A través de un lugar de aislamiento que su vez va de la mano con la soledad, cuando ésta deja de ser abrumadora pasa a convertirse en un vehículo que nos hace entrar en contacto con nosotros mismos.
Navengado en nuestro interior y cuando llegamos a descubrir aspectos que nunca habríamos imaginado
Buceando y descubriendo cosas que dejan de pertenecer a las realidades invisibles para mezclarse con lo que podemos tocar.
Cuando comprendemos que desviarnos de la línea que sigue la mayoría es visto como un fatal error, que nos puede costar muy caro.
Cuando no sabemos lo que pasa por nuestra mente y nos angustia y nos da miedo.
Cuando comprendemos que ningún problema, desorden, ni ningún otro desequilibrio mental nunca podrá ser ni remotamente comparable con la complejidad y la locura de la vida.

9 comentarios:

Galle :) dijo...

Me perturba querer saber que es lo normal.
Es una manera facil de enorgullecerme de ser rara, y una manera masoquista de darme cuenta de que no logro satisfacer a quienes quisiera.

amé el blog :)

Violett dijo...

me gusta, mucho DEMASIADO tu blog.
Veo que reflejas tu personalidad, Y ME ENCANTA! no hay mejor cosa que eso.
La verdad es que son pocos los blogs que sigo. Y me voy hacer seguidora tuya, buenisimo en serio.

Un beso grande, pasa por mi blog.
Nunca está de más opinar.

Jesica dijo...

La verdad me identifico mucho con tu post, es como un espejo de lo que siento, y lo mas loco es que somos dos completas desconocidas.

Quería compartir esta frase con vos..


Disfrutamos del calor porque hemos sentido el frío. Valoramos la luz, porque conocemos la oscuridad. Y comprendemos la felicidad porque hemos conocido la tristeza.


(David Weatherford)

Cuando quieras pasa por mi blog.

Saludos y seguí adelante!

charade dijo...

solo queda el suspiro por esperar..

charade dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Susurrando Secretos* dijo...

Que increible la manera en la que justamente hoy, a esta hora decidi pasarme por mi blog y leer, tantas cosas que ambas sentimos igual :(

Gracias por plasmar tan perfectamente, como me he sentido.

Abarazos.

Te espero en mi blog, si deseas pasarte:)

Carla Débora dijo...

wao.la verdad es algo de admirar la profundidad de tus escritos.

creo q no tenemos pq preokuparnos demasiado por ser natural o resaltar entre los demás,simplemente podemos encontrar alguna estabilidad o equilibrio entre ambos, y así crear tu propia mark.

bxoz preciosa

clementina dijo...

"Es una tristeza inexplicable que ataca de pronto" Me pasa sieeeeeeeempre, soy una persona bastante alegre pero tengo mis epocas super depres y sin motivo.
La verdad qe me encanto el texto, me senti muy identificada con ciertas partes.
Yo creo que cada uno tiene su propio concepto de lo que es normal y lo que es real. Lo que para unos puede resultarnos normal para otros puede ser algo totalmente raro o fuera de lugar, y viceversa. Yo no veo que nadie sea normal, tampoco raro, cada uno es como es y punto, nose porqe siempre esta la necesidad de etiquetar u.u
En cuanto al juzgamiento, nos pasamos la vida siendo juzgados y juzgando a los demas; a veces puede resultar muy duro pero asi es la vida y no podemos caernos por las criticas de los demas, siempre habra alguien que nos quiera ver caer.
Te deseo lo mejor, un beso

amita dijo...

Hola ah es la primera vez ke apso
por thu blog i me enkantho esta
super a nena sorry no me dio musho time d leerte bn
pero por lo k lei i alkanze a entender
andas triste nena mil animos cuentas conmigo de ahora en adekante chao

princezha_morazul@hotmail.com