martes, 24 de noviembre de 2009

Cielo



Debo confesar: Algunos días veo borroso, y hasta dejo de ver, por que mis ojos están llenos de él.

9 comentarios:

El hombre cuervo dijo...

Cuando dentro de nosotros aun existe otra persona que anida junto a nosotros, nuestros ojos no pueden evitar verl@ muy, muy cerca. Porque realmente aun está ahí. Aun cuando no precisamos que esté ahí. Los ojos, el espejo del alma son...

Carla Débora dijo...

mUuUuUUuuYyYyyY de acuerdo cn el de arriba :D.•

no tengas miedo d cegarte cn aquella nube, raras vecez c pasa x ahí`[weno al menos en mi kso :D]

hermoso pozt Linda
bxoOz

Franciscana dijo...

a vees siento qe no soy de él.. que estoy en él!. y el no esta conmigo :(

Saludos niña

Pequitas dijo...

:0
que lindo !!

:)

Mrs.Hippie dijo...

es cierto... porque su belleza sigue siendo camino para nuestros ojos, él sigue estando ahí indispensablemente, sabemos que no miraremos a otros ojos mientras los de él sigan brillando al mirarnos! ahh hermoso texto! es lo más cierto que he escuchado en tan pocas palabras! besos

Mrs. Hippie

Living the Life dijo...

Muy bonito!!

Un saludo.

F de Flo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
F de Flo dijo...

Yo ya quiero dejar de verlo, de imaginarlo, de soñarlo. Me cansé de todo eso. Creo que es hora de superarlo.

Tuki (desde la pompa) dijo...

Mil enhorabuenas por tu blog,te sigo