miércoles, 11 de agosto de 2010

Silencio gris

Otoño deberías dejar ya de perseguirme en sueños.
Estás en todos lados, no quiero mirar atrás, pero tus hojas están por todos lados.
Otoño,un colibri te soñó amarillo. Puso el cielo en tus ojos y tu pelo era igual al viento.
Otoño,no quisiera invertir en tu dolor. Pero ¿Por qué te desarmas?
Otoño ¿será que te estás escapando hacía otro lugar? Sospecho que has pintando un mundo nuevo.
Otoño no te escondas cuando despierto, dime ¿Dónde estás?. Verdaderamente sabés que siempre busco la manera de escapar.
Otoño, a veces no entiendo tu tristeza, pero en las noches te escucho llorar hojas.
Otoño, un colibrí quizo que fueras amarillo, pero sospecho que con lágrimas has pintado un nuevo mundo.
Otoño, por ultima vez te lo digo, Si tenes tiempo para escuchar : ¡Llevame!

3 comentarios:

Guada dijo...

Lovely

Bohemio dijo...

me gusto bastante este post..muy metaforico y real

El Poeta Maldito dijo...

"Otoño,un colibri te soñó amarillo. Puso el cielo en tus ojos y tu pelo era igual al viento..." Los colores de la mlencolía. Maravilloso.