viernes, 3 de febrero de 2012

Insomnio


Anotaciones fugacez sin luz

VERTIGO: La tinta negra llenaba mi cuerpo. Mi cabeza, mi vientre, mis pechos. Entonces no soy más que un cuaderno repleto de historias negras.

ALGO:
Pero yo no estoy llorando. ¡Son mis ojos!


Lunes - 4:50 hs

No es enojo, es tristeza.
No es tristeza, es angustia.
No es angustia, es desesperación.
No es desesperación, es pánico.


Martes - 3:32 hs

Es que un día vino, se paro frente mío, su mano atravesó mi pecho. Me arranco el corazón.
Lo dejo caer en la tierra, húmeda como mis ojos. Desde entonces el cuerpo no supo para que lado ir.

Febrero - 02: 55 hs


Intentas respirar profundo, tragar saliva, pero ya es tarde. Creció un árbol en tu garganta.
No sos dulce, sólo frágil.
Con la tristeza puedo tejer flores de mil colores.
Puedo invitar a mil personas a probar mis lágrimas, en tazas blancas, con bordes dorados.
Con la tristeza llego hasta el cielo me lleno de cicatrices de sol, de luna.
Mi silencio es impenetrable, nado en mis cenizas.
Nada importa.
Importa nada.
Ahora mis pestañas son como el césped recién regado.
Tengo pulso.

3 comentarios:

Tobias Maddox dijo...

«No sos dulce, sólo frágil».
Te lo voy a robar como post un día de estos.

dijo...

Si habré tenido árboles en la garganta.

Pain and suffering dijo...

Me pregunto cómo escribes de esta manera.. es magnífico.

En todos tus poemas te basas en tu vida? sería muy triste si fuese así..

un beso.