viernes, 8 de junio de 2012

Silencio gris





Disuélveme

Si él nunca viene a mi, entonces cierro la puerta.
Por que no quiere besarme y yo ansié su lengua. Húmeda.
¡Qué tragedia hubiese sido! Dejarlo a travesar el agua, para unirse a mis lágrimas.
El caos. Suave. Cierro la puerta.
Me alejo entre las olas, lento.
 
 

2 comentarios:

Pain and suffering dijo...

Siempre adoraré tus entradas. Dicen tanto en tan pocas palabras...

un beso!

Agustina dijo...

Lo mismo que arriba. Me encanta leerte!