martes, 23 de diciembre de 2014

Alguien mató algo



Vos me decís 
que se me cae 
la cara de tristeza.
Y te miro,
pienso en árboles.
En miles y miles de pájaros adentro mio.
Subiendo desde
el fondo de un agujero,
hasta mis ojos.
Azules, grises y negros. 
 Pájaros fríos, que no pueden volar.
Trato de mirarte pero los pájaros.
Mis ojos vómitan pájaros.
Estoy tan fría que ya no podés tocar.
No tengo ni encuentro palabras.
Miro hacía el frente, y se me están escapando,
saliendo afuera. 
Grises, negros y azules.
Pienso. Pájaros.
Los pájaros se comieron mis vestidos.
Los pájaros se comieron mi boca.
Los pájaros; alguien, algo.
Los pájaros se comieron mi tolerancia. 
Los pájaros se comieron tus miedos.
Los pájaros se escaparon de la jaula.
Pienso. Negros, azules y grises.
Los pájaros se están comiendo
mi cara que yace sobre la mesa.


1 comentario:

Pececillo Carrousel dijo...

Me ha hecho un pequeño surco en el corazón, quizás también se lo hayan comido. Qué tristeza. Parecen tristes, pareces triste. Me imagino, no sé por qué, cuervos, llorosos, hambrientos del calor de tus ojos.
Me instalo aquí, entre los pájaros.
Un besito y feliz Navidad :)

Miss Carrousel