viernes, 2 de octubre de 2009

Sylvia.



Soy vertical.
Pero preferiría ser horizontal.
No soy un árbol con las raíces en la tierra
absorbiendo minerales y amor maternal
para que cada marzo florezcan las hojas,
ni soy la belleza del jardín
de llamativos colores que atrae exclamaciones de admiración
ignorando que pronto perderá sus pétalos.
Comparado conmigo, un árbol es inmortal
y una flor, aunque no tan alta, es más llamativa,
y quiero la longevidad de uno y la valentía de la otra.
Esta noche, bajo la luz infinitesimal de las estrellas,
los árboles y las flores han derramado sus olores frescos.
Camino entre ellos, pero no se dan cuenta.
A veces pienso que cuando estoy durmiendo
me debo parecer a ellos a la perfección-
oscurecidos ya los pensamientos.
Para mí es más natural estar tendida.
Es entonces cuando el cielo y yo conversamos con libertad,
y así seré útil cuando al fin me tienda:
Entonces los árboles podrán tocarme por una vez, y las flores tendrán tiempo para mí.

4 comentarios:

boni ! dijo...

Te diré, es de una canción de mi banda preferida, Zombie. Si te interesa escucharla se llama Buenos Aires, no la vas a encontrar en Ares ni en ningun coso de bajar musica XD pero en su myspace creería que está, yo tengo un CD.
http://www.myspace.com/ilzombie

charade dijo...

lovely

Hija del Rigor dijo...

Dios! Cómo escribe esta mujer!

Un beso =)

Marie Augustine. dijo...

Gracias por esta entrada