viernes, 22 de abril de 2011

Del absoluto vacío , yo hice nacer una flor.





Estoy inmóvil. Con los pies sobre el borde del puente, llevo zapatos de tacón,negros.
No puedo moverme. Es éste un puente viejo, y tanta agua ha corrido debajo de él.
El río corre, lentamente, el agua se mete sobre las piedras. Así mismo entra la felicidad en mí.
Llevo una bufanda verde, la brisa, la acaricia. Levanto mi mano, el aire me atraviesa completamente, me golpea, me desnuda el alma.
Puedo verme con otros ojos, me tomo una fotografía fría, de ese momento crudo.
Pareciera que estoy floreciendo, como mariposas blancas. Contemplando lo que muy pocos contemplan, lo que muy pocos ven.
Cuando el día, estaba nublando, no había rayo alguno de sol. Cuando todo se había ido hacía el mar. Cuando no hubo mano que sostuviera mi mano.
Ahí, aprendí a verme con otros ojos, en los ojos, de los ojos.
Del perfecto vacío, yo hice crecer una flor.
Del absoluto vacío, vi como el arco iris hacía un pacto con el cielo.
Del exquisito vacío, soñé días de luna, y noches de luna.
Del doloroso vacío, merendé la lluvia, que caía en todos los techos del mundo.
Del irrompible vacío, vi nacer las flores de primavera. Por eso me alegre.
Del vidrioso vacío, sentí el maravilloso olor a muerte cuando el otoño llegó. A los árboles se les escapaba la luz,todas sus hojas,haciéndose presente en ese ciclo de vida, único.
Me enamoré del otoño por que todo moría pero la vida brillaba en él más que nunca.
Del gigante vacío yo hice nacer mi muerte, morí con ella, y de la muerte hice nacer la esperanza.
Así es como mis días se desarman, la esperanza es un árbol que vive adentro mío. Va puntero en la lista de mis días vividos y no vividos.
Inmóvil en el borde del río en el puente. El horizonte desfila, para mis ojos oscuros.
Mis palabras se cruzan y ahora sólo quiero moverme para caminar hacía la vida, para llenarme de cosas pequeñas. ¿Sabías que son esas las más valiosas?
Voy a sonreirle a la vida.Voy a levantarle la vista, por segunda vez.
Mi mirada va ser, tan oscura, tan intensa, tan firme , que nadie va poder obligarme a apagar mis ojos.
Voy a sonreirle a la vida, por que ya no tengo nada que perder. Pero si tengo mucho por ganar.
Es esto un viaje azul, a través de un río, frío, turbio, lleno, vacío, con piedras,sin piedras.
Libertad. Libertad.
Del absoluto vacío, yo hice nacer una flor. Aprendí a verme con otros ojos, en los ojos, de los ojos. Lo tengo todo aquí, en mis manos, nada de vueltas.
Libertad en todos los colores, de todos los sabores. Viaje azul.

5 comentarios:

paramnesia_a dijo...

Sinceramente...es hermosamente bello.
me encanto...son mis sensaciones vividas....algo con lo que refleje las veces que cai.
me encanto, y me llego muchisimo...
eres una gran poeta.
muchisima suerte!

(cualquier noche puede salir el sol...)

fragil princesita dijo...

hermoso lo que escribe..lo que desa trasmitir simplemente me encantoo..

un beso

Aiisha dijo...

Sin palabras- Simple y hermoso.

Zombie dijo...

me deja la sensación de ave fénix renaciendo de las cenizas. O estoy muy equivocada?
yo todavía quiero renacer, el otoño me está matando a fuerza de angustias.
Dónde vivís? vivías en mad pero te mudaste?

El Poeta Maldito dijo...

Desde el principio hasta: "Del gigante vacío yo hice nacer mi muerte, morí con ella, y de la muerte hice nacer la esperanza..." Venía bárbaro, me sentí muy entusiasmado porque me encantaba cada palabra.
Después me pareció que el final se te fue de las manos, que algunas situaciones las repeís con distintas palabras y que, en partes explicaste todo lo maravilloso que muy bien expresaste al principio. Algunos detalles menores como las comas, algunas de mas, es un vicio, a mi me pasa pero la verdad que a la vez le quitás ritmo a la lectura.
Otras comas que faltan, sólo en este ejemplo: "Inmóvil en el borde del río en el puente..." Entre río y en. Algún que otro acento.
Pero estas son nimiedades, las cuestiones gramaticales, es mas importante lo primero que te remarqué. Me parece importante que puedas afilar mas el foco y ser punzante con consistencia, sin dispersarte y cayendo en reiteraciones.