viernes, 7 de septiembre de 2012

El otro lado


¿De qué hablar cuando estamos solos?
¿De qué hablar cuando las palabras faltan 
pero hay mucho para contar?
¿De qué hablamos cuando dormimos?


Blancas. Desierto.
Nieve en mi boca.
Trago.
El invierno vive en mí.


Valgan lo que valgan 
mis palabras; quiero
que luches.
Salir.   Temores.
Temor es salir.

Suicidio.
Palabra que
se auto
consume.
Se prende
fuego.
Romance
Tristeza
Vidrios
rotos.

Secreto  nº 26
(Pero, no se lo cuentes 
a nadie)
En ese momento.
Las dos primeras lágrimas 
fabricadas, las espero.
Las dejo caer, en mi dedo indice.
Frágil  y delicada.
¡Así se rompen mis ojos!
(Qué no se lo cuentes a nadie, dije)
Me como esas lágrimas.
Para qué no me falten.


4 comentarios:

Francesca Alfaro dijo...

Tus textos me fascinan, me traes recuerdos cuando yo empecé a escribir (:

✿ swεεt.giяl dijo...

Nunca dejes de escribir. Eres un aporte para los lectores empedernidos

Flacucho dijo...

Las palabras son lo unico q prevalecen, como la intro de un tema de Marzo del 76.

Agustina dijo...

escribís hermosooooooooooooooooooooooo