lunes, 17 de septiembre de 2012

Extremo


La angustia
 es un 
gusano.
[qué se va desplazando 
de adentro hacía afuera]

Me falta.
Me falta algo.
Me sobra. 
Me sobran ciertos sentimientos.
Pero es qué no sé que me falta. 
¿Y qué me sobra?
Me falta, una mitad. 
Me sobra, me sobran lágrimas.
¿Y qué me falta?
Me sobra, angustia.
Me faltan, gustos.
¿Qué teme?
Es un gusano.
¿Qué tiene?
Infectado los pasillos de la mente.
¿Qué escucha?
Los golpes.
¿De qué?
Eso qué late en su pecho.

3 comentarios:

dijo...

Yo tengo a ese gusano.

Francesca Alfaro dijo...

Todos tenemos ese gusano, lo principal es que debemos controlarlo

Penny Lane dijo...

Ese gusano que no nos deja dormir, ese gusano que nos deja los ajos ihinchados de llorar... si conoceré a ese gusano!
Al menos espero poder trasnformarlo en una mariposa!


Besos!