viernes, 13 de enero de 2012

Tres minutos de advertencia

Podría nadar dentro tus ojos azules.
Girar. Caer en el lugar correcto.
Podría bordar caricias en tu piel.
Derretir el espacio y el tiempo.
Podría quedarme inmóvil debajo de tu cuerpo.
Envolver. Sin mover.
Podría dejar de tener voz; sólo serían besos.
La ultima nota sobre la mesa.
Podría no escapar de vos.
Vamos, toma mi mano.
Podríamos respirar(nos).
Bailar, bailar, bailar.
Podría nadar dentro de tus ojos azules entonces olvidaría el color que cae del cielo.
Sí, podría.

6 comentarios:

Inma dijo...

Me encanta, como todo lo que escribes :) Sé que no suelo comentar, pero siempre intento leerte y siempre me dejas con la boca abierta, no sé cómo escribes tan bien!!

Agnes dijo...

Que bonito :)
SObre todo cuando ves imágenes que acompañan tus hermosas palabras !
Un beso :)

La Maga dijo...

baile baile entonces!!! Un abrazo, que andes lindo!

El Poeta Maldito dijo...

Sé que a veces me contradigo y que una parte de mi aboga por un lenguaje claro y bien escrito. Pero en la poesía, esto a lo mejor es unmambo que me pasa a mi, ver tantos signos de puntación como terminan manchando el texto, no sé, me produce impresión en cierta forma.
Creo que se lo dije reiteradas veces.

Saludos.

Federico M. dijo...

Hermoso texto ♥

Qué andes bien!

Jess Turner dijo...

Podría tantas cosas...