sábado, 25 de diciembre de 2010

BLACK





Metí las manos en mi bolsillo y me di cuenta que ese no era mi saco.
Entonces corrí al baño y me di cuenta que ese no era mi espejo, mi rostro no era mi rostro.
Abrí las ventanas y me di cuenta que esas no eran mis manos. Ni tampoco mis uñas.
Cubrí mis ojos con fuerza. Me senté en el suelo gris.
Me abrace a mi mismo, pero ese ya no era mi cuerpo. Ya no era nada.
Me escape al jardín,de la pared colgaban tres cuadros:
El primero era una taza y tenía como título elefante.
El segundo era el sol y tenía de titulo la lluvia. Y el último era una habitación vacía y tenía de título el agujero negro. Entonces me detuve. Mire a mi alrededor, no había nadie, y volví a mirar los cuadros.
Me di cuenta que la taza se parecía al elefante, que el sol se parecía a la lluvia, y que la habitación vacía era igual a un agujero negro.
Inmóvil vi a las palabras derretirse hasta fundirse en una imagen que se transformaba en otra.
¿A donde está mi saco? ¿ A donde está mi espejo? ¿A donde está mi rostro?
El suelo gris vibró transformándose todo en agua. Agua, que me invitó a ahogarme.
A fundirme y transformarme en algo que se parece a algo.
¿Qué tan lejos estoy? Escribo sobre un papel sucio. Ésta casa no es mi casa.
Éste no es mi cuerpo.
Éste no soy yo.
Todo es agua. Agua que nos invita a fundirnos.

5 comentarios:

@JennyDrizzle dijo...

interesante. realmente genial este texto!

Dolores dijo...

Me gusto tu texto :)

Ela dijo...

y a veces simplemente sentimos que no nos pertenecemos a nosotros mismo... que no somos quien creímos...

pecas dijo...

me atrapaste completamente!!

Miili dijo...

La verdad estoy sin palabras , no se que decirte. Tu blog me dejo así , pensando en como todo lo que vos escribiste o lo que sea no podía dejar de identificarme, me dio risa el titulo de autodestrucción , fue como una dulce ironía.
La verdad repito estoy sin palabras , este texto( como casi todos los demás) me dejan muda, me encantan ( y las imágenes también son hermosaaas) y me dejan pensando en que tan patético se ve todo esto que alguna vez todos habremos sentido , en este cayo yo., ahora y en este preciso momento.
No hay peor miedo que no poder reconocerse a uno mismo , por que con la única persona que convivimos toda nuestra vida es con nosotros mismos.
La desconfianza nos lleva también a desconfiar de quienes somos , por lo tanto desconfiar en todo y no querernos. Dicen que es lo peor que nos puede pasar , puede ser, no?.Por que después de todo no hay nada mas irónico que verse al espejo y no sabes de quien carajo es ese reflejo.
En fin un mejor texto que esplique lo desesperante que es no reconocerse no hay , eso te lo aseguro!. ♥
Besos , mili

Besos , mili